miércoles, 30 de enero de 2013

Cyrano en Estudio 1


El día siguiente a Reyes de 1969 TVE decidió regalar a sus espectadores una versión propia del clásico literario francés de Edmond Ronstand "Cyrano de Bergerac". La historia de aquel librepensador, filósofo de la cotidianeidad y militar aguerrido que era un poeta brillante pero consciente de aquel defecto físico que suponía su hiperbólica nariz era una historia digna de ser traspasada al audiovisual, la tele francesa ya lo había hecho y mucho tiempo después Gérard Depardieu tuvo un enorme éxito con la película.


Julio Núñez recibió el difícil encargo de hacer corpóreo aquel personaje y lo consiguió. Su profunda, grave y algo cazallera voz ayudó en buena medida a dar a aquel curioso poeta de la calle una credibilidad inesperada. No hay que olvidar que Núñez inició su carrera como doblador al mismo tiempo que la teatral y cuando se retiró de la escena continuó prestando su voz a otros actores a través del micrófono.

Pedro Amalio López realizó, dirigió y versionó el texto de Rostand. Era su mejor época y TVE confiaba en él para estos difíciles propósitos, quizas por eso solía tener presupuestos bastante elevados (teniendo en cuenta el contexto) y ésta no fue una excepción, amplio elenco (Nuria Carresi, Tomás Blanco, José María Escuer, Nicolás Dueñas...), varios decorados... a él se lo permitían y los espectadores lo agradecían.

   Podéis verlo completo aquí: http://rtve.es/v/867476

domingo, 27 de enero de 2013

De cuando Paula Vázquez copresentó "Luar"

En 1995 Paula Vázquez ya era un rostro popular, había sido azafata del "Un, dos, tres" en la etapa animada por Josep María Bachs, copresentado el concurso diario de TVE "La vuelta a la fama" junto a Ángeles Martín y, ya como estrella, conducido con Álex Casanovas "No te olvides el cepillo de dientes" en Antena 3. Aquel macroconcurso había comenzado muy bien en audiencias pero se fue desinflando poco a poco. Su siguiente gran reto sería como actriz en la serie de la misma cadena "Canguros" pero en una etapa de paro le llegó una oferta de la Televisión de Galicia que fue providencial, nada menos que ayudar a Xosé Ramón Gayoso en el buque insignia de la autonómica, "Luar".
Durante una temporada Paula Vázquez colaboró en las presentaciones de las actuaciones musicales y humorísticas de un programa espectáculo realizado en directo y desde una sala de fiestas por aquel entonces (hoy sigue en antena pero desde el plató 1000 de la productora CTV). Es seguro que esta experiencia fue fundamental para perder el miedo a este tipo de formatos en los que después se ha especializado esta comunicadora.

jueves, 24 de enero de 2013

Juncal antes de Juncal

La serie "Juncal" constituyó todo un éxito en 1989, tanto de audiencia como (y sobre todo) de crítica. La magnífica labor de dirección y guión del nunca suficientemente alabado Jaime de Armiñán fue tan importante para este triunfo como la increíble conexión de Paco Rabal con su personaje, algo mágico sucedió durante la creación de este rol para que don Francisco se convirtiera en este extorero pendenciero, sableador profesional y entrañable pícaro. Pero Juncal apareció en otra serie antes de la que llevaba su propio nombre, se trata de "Cuentos imposibles", un contenedor de historias cortas y autoconclusivas que Armiñán preparó para TVE en 1984, es decir 5 años antes de la emisión de la propia "Juncal".
En aquel capítulo Paco Rabal encarnaba a un Juncal primigenio pero ya con todas las claves que desarrollaría de forma magistral tiempo después. Tanto le gustó este papel que convenció a Armiñán para que le escribiera una serie completa. Le costó hacerle ver las posibilidades de este antihéroe pero, afortunadamente para todos, Jaime desarrolló una historia de 7 episodios alrededor de aquel ensayo del 84 que se transformó en un trabajo dramático impecable en la temporada de invierno del 89.

miércoles, 23 de enero de 2013

El primer día de "Cifras y letras"

El 14 de enero de 1991 a las 15h se emitió el primer programa de "Cifras y letras" en la 2. Este espacio diario inauguraba un género que después ha dado muchas alegrías a esa cadena, el de los concursos de sobremesa y si no que se lo pregunten a los de "Saber y ganar"...
Elisenda Roca fue la elegida por Joan Ramón Mainat (directivo de TVE Cataluña por aquel entonces) para presentar la versión en castellano de un clásico de la tele francesa. Ella fue el primer fichaje de la pública proveniente de una privada, en concreto de Antena 3 donde presentaba "Los segundos cuentan", en el que la sustituyó Lydia Bosch.
Aquel primer día no hubo concursantes normales, dos compañeros de la Casa ayudaron a Elisenda a explicar la dinámica del juego, nada menos que Marisol Galdón y Constantino Romero sudaron haciendo operaciones y buscando palabras.
Y por supuesto no faltaban los especialistas, para las cifras Paz Morillo, matemática e informática que estuvo en la primera temporada del programa.
El filólogo Octavio Iglesias se mantuvo los seis años del programa como experto en letras. Aquel 14 de enero todos se mostraban tímidos, no había público en el plató y nadie sabía que se estaba creando un clásico. Al poco tiempo la audiencia comenzó a subir y subir y subir... y los premios tampoco cesaron durante su larga andadura en TVE. "Cifras y letras", uno de esos formatos que despiertan una sonrisa nostálgica en el rostro.

martes, 22 de enero de 2013

Habitación 508


Si ayer hablábamos del último programa dirigido y presentado por Adolfo Marsillach hoy lo hacemos sobre el primero... que se conserva. En realidad el famoso actor y director teatral había realizado 4 series para TVE antes de que se estrenara "Habitación 508" pero todas ellas forman parte de aquella etapa de emisiones en directo y sin video-tape en la Casa. 


"Habitación 508" era una serie de episodios de una hora de duración y de carácter autoconclusivo, sólo tenían en común el escenario, todas las historias tenían lugar en el mismo cuarto de un hotel, ya podéis imaginar el número. Marsillach escribía, dirigía y casi siempre protagonizaba los capítulos si bien es cierto que también interpretó algún papel secundario o incluso no apareció en pantalla en alguna ocasión. 


El humor era el tono elegido habitualmente pero esa comicidad no era apta para todos los públicos, como era habitual en los textos de don Adolfo, supuraba ironía y crítica social. Cada episodio criticaba a un tipo de persona y para ello creaba un guión que ponía de manifiesto esos defectos humanos con una acidez que se le atragantó a muchos espectadores. 


Quizás por eso esta serie no fue un triunfo como otras suyas anteriores ("Galería de maridos", "Silencio se rueda" o "Fernández punto y coma"). Sólo permaneció una temporada en antena, en el último trimestre de 1966. Eso sí, el elenco era excepcional: José María Prada, Carmen de la Maza, Fernando Guillén, Jaime Blanch, Luis Morris o Juan Diego entraron en aquella habitación.

lunes, 21 de enero de 2013

Tren de cercanías, un viaje con Marsillach


Adolfo Marsillach fue uno de los pioneros de nuestra tele, ya en el Paseo de la Habana dirigió, escribió y protagonizó unas cuantas series. En 1995 se cumplían nada menos que 13 años desde su anterior trabajo televisivo y decidió volver con un proyecto muy modesto y ciertamente peculiar para su trayectoria, nada menos que un programa de entrevistas y tertulias, "Tren de cercanías". 


Aquel espacio se desarrollaba en un vagón de principios del siglo pasado en el que "viajaban" personas que, casualmente, interesaban tanto a un elegante Adolfo que se se sentaba a su lado para entrevistarlas o, si eran varias, organizaba una tertulia como quien no quiere la cosa. 


Marsillach era un excelente conversador, de eso no hay duda, y aprovechó esa capacidad innata de comunicación para dirigir este viaje semanal de una hora de duración al que acudieron, principalmente, amigos o viejos conocidos. 


Todo eso era hilado con unos breves sketches de situaciones más o menos estrambóticas que ocurrían en aquel concurrido trayecto. El programa se emitió en la 2 durante una temporada y no es, desde luego, uno de los formatos más recordados del gran Marsillach aunque tenía su encanto.

sábado, 19 de enero de 2013

A la española

En 1971 Valerio Lazarov consiguió un nuevo triunfo para TVE, nada menos que el premio de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York con el especial "A la española", uno de esos musicales abigarradados y con realización que mareaban a los espectadores de aquí y maravillaban a los de fuera, sorprendidos de que una tele controlada por una dictadura permitiera tal creatividad. En realidad todo estaba calculado, estos programas se hacían pensando en festivales internacionales para conseguir prestigio. En todo caso, "A la española" es muy divertido por lo alucinante de su propuesta. Joaquín Prat vestido de torero daba comienzo al asunto.
Un montón de artistas folklóricas (+ la Sansona del siglo XXI, fortachona popular gracias a "Estudio Abierto" que no sé muy bien por qué sale cantando aquí) versionan célebres canciones extranjeras (y alguna nacional) a ritmo de rumba y con letras adaptadas que ironizan sobre los tópicos que los extranjeros tienen de España.
El Príncipe Gitano, Dolores Vargas, Rosa Morena, Maruja Garrido... son los títeres de Lazarov y aparecen en localizaciones muy reconocibles de nuestra geografía en poses imposibles y con un sentido del humor envidiable.
Entre todos los temas de este programa destaco dos joyas, la versión de "América" del musical "West Side Story" interpretada por la gran Lola Flores. Atentos a la letra, "todos los gitanos en América"... Y la intervención de Maruja Garrido confesándole al mismísimo Dalí que es su hombre:

viernes, 18 de enero de 2013

Noche de fiesta

Habitualmente uso este blog para homenajear a profesionales que admiro: presentadores, directores, realizadores, periodistas, escenógrafos, guionistas... pero también me gusta hilar temas y aprovechar la curiosidad que pueda generar uno concreto para divulgar datos que lo relacionan con otros y así hacer esta web más amena. Ya sé que si uno se justifica sin que nadie lo pida se está acusando pero en este caso y antes de nada quiero dejar claro que no echo de menos el programa del que hablaré hoy, ¿por qué mentarlo entonces? Sencillo: hace un par de días comentamos cierta actuación de Mónica Naranjo en dicho show y me parece que quedaba incompleto si no habláramos, aunque fuera brevemente, del programa en sí. Por eso hoy toca "Noche de Fiesta", un espacio de variedades emitido en la Primera entre 1999 y 2004, sucesor de "Risas y estrellas" (porras, ahora tendré que hablar otro día de eso) en formato y horario, sábados después de "Informe Semanal". Aunque sus presentadoras más longevas y populares fueron las modelos Juncal Rivero y María José Suárez, en su primer año hubo un baile de conductores que incluye a Carlos Lozano (antes de OT), Jacqueline de la Vega, Miguel Ángel Tobías, Norma Duval, Marlene Mourreau, Ivonne Reyes y José Ramón Villar (el primer Míster España).
Además de los anfitriones pululaban por allí actores que ejercían de colaboradores en las presentaciones como Silvia Gambino, Santiago Urrialde, Alfredo Cernuda o Daniel Muriel que, además, solían ser los protagonistas de los teatrillos que se montaban entre las actuaciones musicales. Por cierto, no sería hasta 2002 que comenzaron las Matrimoniadas, la sección más recordada del programa junto a los inefables desfiles de lencería y los concursos interrumpidos continuamente por la voz en off del director José Luis Moreno haciéndose el generoso y regalando ordenadores a quien se lo pidiera (mendicidad de lujo y sin prejuicios en televisión, un adelanto de la democracia). En realidad todo se resume en tres puntales: música, humor y números visuales. Cantantes como Marta Sánchez, Brigitte Nielsen, Isabel Pantoja, Juan Pardo o Paloma San Basilio eran habituales junto a cómicos de distinto calibre, desde Ángel Garó a Jaimito Borromeo. Inolvidable también el ilusionista Giucas Casella, al que continuamente enterraban vivo, hubo un momento en que los alrededores de la carpa o el Estudio 5 de Prado del Rey parecía un cementerio, todo lleno de agujeros...
Aparte de las críticas por su contenido hay que reconocer que este programa fue popular, tuvo grandes actuaciones musicales (y muchas otras que no lo eran, vale), una realización muy atractiva de Lorenzo Zaragoza y un montón de buenos profesionales que se bregaron en este formato. Además, Moreno, como productor, consigue eso que el crítico Borja Terán llama la sensación de mogollón en un plató, o sea, ambiente festivo. Insisto, no reivindico su vuelta, ni mucho menos, pero forma parte de la historia de la tele y hay quien lo echa de menos (en serio y no hablo de disfuncionales solitarios, conozco gente joven que asegura que le animaba antes de salir de fiesta).

jueves, 17 de enero de 2013

Fernando Guillén, un galán de la tele

Otra figura histórica de nuestra escena se ha ido. Hoy ha sido Fernando Guillén, uno de esos actores intuitivos, naturales, de voz grave pero dulce, de mirada inteligente, de fisicidad expresiva... a Fernando le pasaba como a Gregory Peck, sus hombros también actuaban, a veces, sus escuchas de espalda eran tan expresivas como su primer plano. En televisión lo fue todo, literalmente, galán, actor dramático, cómico y hasta musical, intervino en centenares (y no exagero) de dramáticos e intervino en dos Tenorios en papeles distintos, en 1973 lo protagonizó en una versión memorable.
Con su mujer, Gemma Cuervo, formó compañía teatral propia y protagonizó unos cuantos Estudio 1. Especial fue "La vida en un hilo", primera obra dramática musical realizada por TVE.
¡Y qué decir de "La saga de los Rius", una superproducción de 1976 dirigida por Pedro Amalio López y que fue un éxito merecido por el mimo con el que se cuidó esta serie rodada en cine en Barcelona.
En los 80 le vimos en otras magníficas series como "La huella del crimen", encarnando, como no podía ser de otra manera, a un asesino, y esto me recuerda a otros dos actores que también participaron en ella y que se fueron recientemente, Sancho Gracia y Carlos Larrañaga.
En "Brigada Central", en 1989, aprovechó su magnífico tono de voz para darle mayor profundidad a un papel pequeño pero intenso. A Guillén le hemos visto en la práctica totalidad de las series de éxito de los últimos 20 años, bien con papeles episódicos bien con roles fijos. También hemos disfrutado con sus doblajes, quizás no seáis conscientes pero la narración de "Améliè" es suya. Adiós un grande de los de verdad.

miércoles, 16 de enero de 2013

Mónica Naranjo, José Luis Moreno y la orgía sabatina

No soy dado al sensacionalismo aunque el título de esta entrada pueda indicar lo contrario. En realidad veréis que no exagero demasiado. Año 2000, la TVE comandada por el PP tiene entre sus estrellas al programa de variedades "Noche de fiesta" emitido los sábados tras "Informe Semanal" (para desengrasar, quizás) con audiencias superiores a los dos y millones y medio de espectadores en sus más de tres horas de duración. Música, humor, teatrillos, presentadoras exmodelos, concursos absurdos y desfiles de lencería fina, todo con la firma de José Luis Moreno.

En aquel programa musical estrena Mónica Naranjo "Sobreviviré" del disco "Minage". Una actuación hipnótica con una artista en plena explosión creativa.

Hete aquí que de fondo vemos a bailarinas jugando con otras bailarinas y a bailarines haciendo lo propio con compañeros y según avanza la canción el realizador Lorenzo Zaragoza nos ofrece planos desde una grúa que parten desde las nalgas de modelos masculinos con máscara y que recorren las distintas escenas de alto voltaje que se van desarrollando en el decorado, sobre todo teniendo en cuenta el público que suele ver ese programa.

En los planos medios de Mónica, perfectamente medidos, distinguimos perfectamente cómo va avanzando el toqueteo entre dos bailarines que habían comenzado la actuación con camiseta.

Seguro que aquella noche unos cuantos televidentes habituales de aquel programa, que incluía las célebre Matrimoniadas, sufrieron leves taquicardias. Erotismo en pleno prime-time del sábado, orgía televisual con la música de Mónica Naranjo como excitante. Si creéis que exagero, aquí tenéis la actuación completa  

Y aprovecho para recordar que esta canción es una versión de un célebre tema de la gran Mina, a la que Naranjo homenajeaba con ese disco "Minage":

lunes, 14 de enero de 2013

Esta noche con Maurice Chevalier

 

En 1970 "Esta noche con..." triunfaba en las pantallas. Realizado desde Barcelona por Artur Kaps y presentado por la cantante Conchita Bautista (que nos había representado en Eurovisión en dos ocasiones) era un monográfico semanal con grandes artistas nacionales e internacionales que ofrecían lo mejor de su música. Como del programa ya he hablado previamente no me voy a extender porque hoy quiero centrarme en una emisión concreta, la dedicada al cantante y actor francés pero de fama mundial Maurice Chevalier.


El equipo de producción del musical estuvo detrás del chansonnier durante mucho tiempo pero él ya se había retirado, se encontraba mayor y no quería reaparecer aunque agradecía el interés de la televisión española. En realidad no estaba en condiciones de ofrecer un concierto de media hora en directo pero, finalmente, se llegó a un acuerdo. Conchita Bautista acudiría a París para entrevistarlo y hacer unas presentaciones desde lugares emblemáticos y se emitirían actuaciones de un programa especial grabado tres años antes en coproducción franco-norteamericana. En una conversación telefónica reciente, Conchita me confesaba que había pasado muchísimo frío rodando su paseo por París, "eso sí, iba monísima con un abrigo de pieles muy cortito y unas botas altas". 


La entrevista se realizó en el propio hogar parisino del otrora famosísimo cantante y actor, uno de los primeros franceses en triunfar en Hollywood con sus comedias (gracias en parte al genio de Lubitsch que con "La viuda alegre" supo crear un personaje que perpetuaría hasta el fin Chevalier). "Era un auténtico caballero y todavía muy atractivo, cuando lo vi bajar por aquellas escaleras con su traje de tres piezas me quedé impresionada" me comentaba la Bautista.


Como en la tele todo está inventado no hace falta decir que esa entrevista nos puede sonar hoy muy similar a las de Bertín Osborne en "Tu casa es la mía" (o "En tu casa o en la mía", vaya). Con dos cámaras de cine y en formato 16 mm. Artur Kaps rodó una larga conversación en la que Monsieur Maurice repasó su carrera cinematográfica y musical y recordó, con mucha gentileza, a sus compañeros de trabajo. Confesó, además, haber admirado mucho a la bailaora hispano-argentina La Argentinita a la que vio varias veces en París. 


Tras esa primera parte del programa dedicado a la entrevista con Chevalier se emitía parte del programa "C'est la Vie" dirigido y realizado en 1967 por el genial Jean-Christophe Averty para la televisión francesa y la ABC americana que también se emitiría el mismo año por la BBC bajo el título "This is Life". 


Chevalier compartía plano con Diahann Carroll, actriz y cantante que estaba triunfando con la serie "Julia" en la que encarnaba a una enfermera, la primera protagonizada por una afroamericana con una profesión prestigiosa y en la que el color de su piel no era importante, una ficción que luchaba por la tolerancia en una época en la que los negros luchaban con denuedo por sus derechos.


Una realización cuidada, bailarinas y un simple pero elegante decorado blanco acompañaba la música del famoso cantante que había triunfado en todo el mundo en las décadas de los 30 y 40 aunque se mantuvo como figura hasta el final, no en vano en los 60 protagonizó películas como "Can Can", "Gigi" o "Los hijos del capitán Grant". En aquel 1970 regresó de forma excepcional para grabar una de las canciones de "Los Aristogatos" de Disney. Un año después intentó suicidarse con la ingesta de barbirtúricos debido a una depresión de la que no se sospechaba nada durante la entrevista concedida a TVE. El 1 de enero de 1972 falleció y Guy Lux organizó un gran homenaje en la ORTF con grandes artistas homenajeándole. 

Revisado y actualizado el 16-7-16

sábado, 12 de enero de 2013

Primer Aplauso


El pelotazo televisivo del año pasado fue, sin duda, "La Voz" y no debería sorprendernos que, periódicamente, un programa de nuevos talentos se convierta en un fenómeno porque es un formato inherente a la tele, desde aquellos tiempos del blanco y negro los programas que daban la oportunidad a jóvenes cantantes (o artistas en general) eran éxito inmediato. Participar de la emoción de esos chavales que quieren triunfar es inevitable si una buena realización acompaña y los primerísimos planos comenzaron a usarse precisamente para eso, para captar emociones. En TVE tan pronto como en 1959, tan sólo tres años después de su creación, hicieron de "Primer Aplauso" un programa de primera línea, emitido desde un teatro y no en el Paseo de la Habana.


Siete años en antena avalan el éxito de este programa con orquesta en directo que con la inauguración de Prado del Rey dejó el teatro para realizarse desde un plató ganando en creatividad estética aprovechando hasta el máximo los recursos que ofrecía la realización controlada y no a expensas de la arquitectura de un edificio no construído para estos propósitos.


José Luis Barcelona, Ángel Losada (más vinculado a informativos) y José Luis Uribarri fueron algunos de sus presentadores. Y atentos a esta foto porque nos demuestra que lo de los jurados no es algo nuevo, ni muchísimo menos, ahí los tenemos, sentaditos y pendientes de la concursante. Por cierto, si os fijáis bien descubriréis a un conocido periodista que esta Navidad ha vuelto a la palestra por una entrevista con polémica, sí, hablo de Hermida.

miércoles, 9 de enero de 2013

La reina Christine


Christine Ockrent es sinónimo de periodismo serio y comprometido en Francia, es el ejemplo del rigor y la veteranía puestos al servicio de la televisión, por eso en los 80 comenzó a recibir el apelativo de "La reine Christine", la reina con nombre propio de la tele francófona porque aunque haya sido la monarca del país galo, de nacimiento es belga.


Esta mujer ha sido siempre una pionera, fue la primera en presentar de forma regular en informativo de las 20 h (el más visto e influyente) de Antenne 2, la pública, pero es que antes de ese logro conseguido en 1981 ya había trabajado para la NBC a finales de los 60 y colaborado con el mítico "60 minutes" de la CBS hasta mediados de los 70 y con el "20/20" de la ABC. Sus entrevistas con dirigentes de todo el mundo son seguidas siempre con atención y se han convertido en su sello. No en vano ella estudió Política y se especializó en Relaciones Internacionales, sabe cómo sonsacar a esa casta especial, la de los políticos.


Tras una breve etapa en Europe 1 sería fichada por el nuevo presidente de Antenne 2 para alternarse con otro insigne presentador, Patrick Poivre d'Arvor (del que hablaremos próximamente) para presentar el informativo estrella, ese que le dió fama y prestigio en Francia y en el que permanecería cuatro años y volvería en 1988 para conducirlo 2 temporadas más. Entre medias sería redactora jefa y editorialista en RTL y presentadora de un programa en TF1.


A pesar de cierta polémica sobre su elevado salario, la Ockrent volvió a Antenne 2 para presentar informativos, debates, divulgativos, magazines de actualidad y entrevistas.


En los 90 es requerida por France 3 para todo tipo de programas de actualidad y política. "Soir 3", "À la une sur la 3" o "Dimanche soir" se fueron sucediendo cada 3 ó 4 años. En realidad poco cambiaba, lo importante era ver a la Reina Christine haciendo lo que mejor sabe: informar, analizar, interpretar y obtener titulares de los protagonistas de la noticia.


Ockrent sigue trabajando en este tipo de programas y ha dirigido diversos medios e instituciones audiovisuales. Colabora como columnista con "El País" y la hemos visto alguna vez en TVE, por ejemplo en La Noche Temática dos veces, una con Iñaki Gabilondo recordando el 23F y otra con Pedro Sánchez Quintana moderando al alimón un debate desde la Casa de América. Una superviviente del periodismo con rigor, un ejemplo gráfico: esta entevista con Le Pen en la que tiene que interrumpir constantemente al político (?) para conseguir que le responda a lo que ella pregunta y no a lo que él quiere, tensión de verdad en un programa de verdad.